domingo, 7 de julio de 2013

Película. El pequeño Vampiro


Ficha Técnica:

-Título original: The Little Vampire.
-Año: 2000
-Duración: 95 minutos.
-País: Estados Unidos, Holanda y Alemania.
-Dirección: Uli Edel.
-Guión: Karey Kirkpatrick, Larry Wilson, según la novela de Angela Sommer-Bodenburg.
-Música: Nigel Clarke, Michael Csányi-Wills.
-Fotografía: Bernd Heinl
-Reparto: Jonathan Lipnicki, Richard E. Grant, Jim Carter, Alice Krige, Pamela Gidley, Tommy Hinkley, Anna Popplewell, Dean Cook, Rollo Weeks.
-Sinopsis: Tony Thompson es un niño que se traslada con sus padres a Escocia desde California. No tiene amigos y empieza a tener pesadillas con vampiros. Una noche, un vampiro llamado Rudolph, lo confunde con un vampiro cuando pasa por su ventana volando y lo encuentra manchado de salsa de tomate y con unos colmillos falsos. Se hacen amigos. Tony les ayuda a buscar una piedra mística, que su familia lleva buscando desde hace siglos y que les ayudará a ser humanos de nuevo, al mismo tiempo que se enfrentan al cazavampiros Rookery, que les pisa los talones.

Personajes:


Crítica:

           Desde pequeña, me han fascinado las historias de terror y sobre todo aquellas que se referían a los vampiros. Hoy en día,  los niños se sienten aún más atraídos por estos personajes. Desde películas como El alucinante mundo de Norman, Hotel Transylvania, muñecas como las Monsters Highs, hasta un sin fín de cuentos y novelas infantiles sobre mosntruos, que espero poder tratar algún día.
           Los libros de Angela Sommer-Bodenburg, se han publicado desde 1979 con un total de 20 libros. El éxito ha hecho que se crearan dos series, en 1985 y en 1993 y finalmente, esta película en el 2000.
Aunque la película contaba con una buena base y un elenco de actores destacables, no contó con el favor de la crítica. Aunque su éxito sirvió, para que la autora, volviese a retomar la saga y seguir escribiendo las historias de esta extraña amistad.
           El argumento es bastante libre y no tiene nada que ver con el libros, más allá del nombre de los personajes y algún que otro guiño. En primer lugar, que en la película, suavizaron la alimentación de los vampiros, haciendo que tomasen sólo sangre de vaca, cuando en los libros, los adultos son más peligrosos. De hecho, algunos miembros de la familia de Rudolph son bastantes sangrientos.
En el libro, Anton es un niño que se siente atraído por historias fantásticas y de terror. La primera vez que se encuntra con Rudolph, éste aparece en el alfeizar de su ventana. En la película, lo confunde con un vampiro, cuando lo vé imitando a uno con colmillos de papel y salsa de tomate en la comisura de los labios.
Tony no tiene amigos y de hecho, unos matones en clase le hacen la vida imposible. Los vuelos y las excusiones nocturnas, hacen que Tony y Rudolph se hagan amigos e incluso, el pequeño humano, les ayudará en más de una ocasión.
Como contrapartida a la fiebre que vivimos de que todos los adolescentes ( y no tanto), desean ser vampiros, la familia de Rudolf, que vive en fosas del cementerio y viven escondidos, desean volver a ser humanos. Tony les intenta ayudar a encontrar una piedra mística que perdieron hace siglos, al mismo tiempo que les ayuda con un esperiotipado cazavampiros llamado Rookery, que intenta darles caza a toda cosa ( en el libo era el gurdián del cementerio)
El rico vestuario de los vampiros, antiguo, raído y oscuro, me pareció maravilloso y los efectos especiales, son aceptales.
Sin llega a ser una buena película y sin tener vampiros atractivos, es entretenida para los niños.

Pincha aquí para ver un vídeo sobre El Pequeño Vampiro.
Pincha aquí para ver la saga de libros de Angela Sommer-Bodenburg .

No hay comentarios:

Publicar un comentario